Patología psico-somática en el niño

Aunque parezca mentira, en mi consulta me estoy encontrando bastante patología de todo tipo, es una comunidad muy variada y multiracial en el que hay de todo, como quien dice.  He podido observar con frecuencia algo que afortunadamente en el mundo de la pediatría ya se tiene mucha conciencia, y es que el niño también puede padecer patología psiquiátrica y psico-somática. Antes esto parecía un tabú, pero también veo aceptación desde las mismas familias a que algo así también le puede pasar a su hijo.

Y es un gran abanico de posibilidades, desde algo más banal, como migrañas o dolores abdominales de origen somático o una tos psicógena, a algo bastante más serio como la depresión o un autentico trastorno obsesivo compulsivo. Al pensarlo se me vienen a la cabeza muchos casos, demasiados diría yo para llevar tan poco tiempo en la consulta. Afortunadamente actualmente existen unidades de Salud Mental muy bien organizadas y que llevan muy buen control de los niños y sus familias.

Durante mi rotación en el hospital ya pude observar la influencia del ambiente del niño, tanto familiar como escolar, en afectaciones somáticas en el niño, como por ejemplo el brote estacional de dolores abdominales en épocas de exámenes o con la vuelta al cole. Habría que analizar bien el porque de este aumento de estas patologías o si bien no es un aumento real sino que siempre han existido pero no se pensaba en ellas. Probablemente ambas afirmaciones sean verdad. Lo que si es cierto es que tenemos que abrir las mentes tanto desde casa como desde el centro de salud a que un niño puede estar deprimido, estresado, o que ese síntoma en el que se ha descartado patología puede ser subyacente de "algo más"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Ser pediatra