Hoy no viene nadie

Aprovecho este día cuasifestivo, en el que la mayoría de los niños citados no están viniendo, para poneros al día de mis andanzas en la primaria. Tras unas semanas algo ajetreadas, en las que el rinovirus empezaba a despuntar y las bronquiolitis y catarros comenzaron a manifestarse, tuve la gran suerte de poder escaparme dos semanitas de vacaciones que me han venido de perlas, ya que he recargado energías a tope. Vuelvo con más ganas y descansada aunque con un poco de miedo sabiendo que cada día la consulta se complicaba más, pero afortunadamente me están dando una tregua, y los días están siendo buenos.  Se acerca Noviembre, ay!

Hay muchos temas que me gustaría comentar, pero voy a empezar con uno de los últimos comentarios que me han hecho hoy unos padres: "¿Te vas a quedar tu ya en esta plaza? Es que hemos conocido a tantos pediatras" Todos conocemos perfectamente el funcionamiento de la sanidad y las vueltas que hay que dar para poder, con mucha suerte, tener algún día una plaza en propiedad, y hay que darse cuenta también del desconcierto tan grande que crea esto en los padres que no saben si la persona que les vio el último día va a ser la misma que les vea hoy, y van a tener que contar lo mismo de nuevo. Hablo desde el punto de vista del paciente, porque la del profesional y su gran inestabilidad laboral e incertidumbre hacia el mañana ya os la sabeis de memoria.

En este momento en la comunidad en la que trabajo ha habido un gran movimiento de médicos y enfermeras debido a una oposición que se realizó hace más de un año, y de un día para otro y sin previo aviso se cesaron a un montón de pediatras, como imaginareis algunos llevaban años en esa plaza e incluso habían hecho la oposición y querían quedarse en ella, pero los puntos son los puntos. Esto ya no es nuevo para nosotros, pero lo que me llamó la atención fue que hasta la tarde anterior nadie sabía nada, y muchos recibieron una llamada diciendo, "mañana no vengas a trabajar".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis