Ahora no es un buen momento

Me encanta empaparme de las opiniones y comentarios diversos de la blogsfera, voy enganchando un post con otro y siempre empiezo aprendiendo algo nuevo de medicina y acabo reflexionando sobre las cosas comunes e importantes de la vida. Hay muchos padres y médicos-padres que escriben por aqui y su visión sobre la paternidad me instruye en gran medida ya que aunque algo puedo saber de pediatría, todavía no me he aventurado en la gran experiencia de ser madre.

Hace tiempo leí un post sobre los embarazos tardíos, esos niños que parecen que vienen de rebote cuando en realidad son tan deseados que los buscamos hasta que parece que lo hacemos "sin querer". En realidad creo que no sólo llegan al mundo niños de terceros o cuartos embarazos, creo que muchos primeros embarazos son también así. En este mundo loco de vivir para trabajar, de estudiar toda la vida, de hacerte un buen curriculum, de estabilizarte e hipotecarte parece que nunca es un buen momento para decidir tener hijos. Algunas parejas con gran fortuna pueden permitirse el lujo de planificarse y esperar al momento adecuado. Pero me temo que la gran mayoría no. Seamos sinceros, en el mundo de la mujer trabajadora, parece que nunca es un buen momento.

Supongo que en el resto de sectores profesionales será pareceido al sanitario, o incluso peor, pero imagina, primero acaba la carrera, prepárate un Mir, espera 4, 5 ó 6 años de residencia para no perder formación y luego aventúrate en el mundo laboral en forma de bajas, sustituciones o con mucha suerte interinidades. Oye que ya me he plantado en los 30 y por supuesto ahora no es buen momento, acabo de firmar un contrato y como me quede embarazada ahora.... ¿entonces cuándo?

Habrá que recurrir entonces al "penalti" como nos cuenta esta mamá en el post que menciono, tenerlo casi como sin querer, como sin darnos cuenta, bueno por una vez no va a pasar nada, hoy dejémonos llevar porque es muy improbable que eso pase y probemos una y otra vez... hasta que pase.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Cuanta razón tienes... Nunca será un buen momento, eso tenlo por seguro... Las mejores cosas son las que no se planifican, no??
Anónimo ha dicho que…
Cuanta razón tienes... Ten por seguro que nunca será un buen momento... Pero las cosas buenas de la vida son las que no se planifican, no??
Anónimo ha dicho que…
me gusta esta entrada... tener un bebe... ke gran dilema, actualmente, pronto no se puede por compromisos laborales y economicos, tarde tampoco, porque pones en peligro la salud tanto del bebe, como la tuya propia, que hacer en este caso? cuando dar ese paso? que dificil decision! yo aun soy estudiante, acabando pero estudiante, de medicina nada mas y nada menos y plantearme estas cosas es muy contradictorio...
Anónimo ha dicho que…
me encanta tu blog. La evolucion que has experimentado con el tiempo, nunca habia escrito, pero me ha sorprendido como hace unos años luchabas por manejarte en un area de urgencias y ahora pensando en niños!! ayyyy!!! sigue escribiendo, se aprende mucho, ya que la mayoria vemos la medicina desde fuera, y no sabemos lo dificil que es estar dentro... gracias!!
chio ha dicho que…
Yo también me he dado cuenta de la enorme evolución que he dado yo y el blog conmigo, he madurado mucho aunque no me había dado cuenta antes, no sólo las ideas y metas son distintas, hasta la forma de escribir ha ido evolucionando.

Espero no dejar de escribir, pero tampoco dejéis de leerme!
maldito-roedor.blogspot.com ha dicho que…
Tu mundo laboral me recuerda mucho al mío: un sector duro, sin horarios, con contratos por obra y servicio que nunca sabes cuánto van a durar, sin estabilidad de ningúm tipo... justamente por eso, como sabía que la estabilidad nunca iba a llegar, hace ya años que sentí que quería tener un hijo.
Por razones varias (muchas relacionadas precisamente con las tensiones del trabajo) la cosa empezó a retrasarse, y yo a desesperarme. Y cuando ya pensaba que no iba a ocurrir, ocurrió. Habían pasado más de tres años. Fue maravilloso, un niño tan deseado y a la vez tan inesperado... en fin, efectivamente, a veces es mejor no planificar tanto y vivir más.
Ni que decir que aún no he conseguido reincorporarme al trabajo
Gonzalo ha dicho que…
El otro día me contó un amigo cómo su jefa del servicio de Pediatría se había quedado negativamente sorprendida al conocer el embarazo de una R2. No era capaz de entender tanta inconsciencia.
Esa jefa también ha evolucionado mucho. La conocí cuando todavía era una buena persona. Tal vez el poder a todos transforma. Esa jefa ha olvidado que publicar en New England no es nada en comparación con un rato de juego, agachado, con tu hijo de 16 meses, haciendo construcciones.
Yo he tenido mucha suerte en la vida. Aprendí que los hijos son uno de los regalos más grandes. Tal vez sea por eso que va en camino el quinto...
Muchas gracias por haber vuelto a escribir. Ya te había dado por perdida.
chio ha dicho que…
gracias a ti por leerme y dejarme comentarios que tanto me gustan.

espero no volver a abandonar el blog porque me encanta tener esta ventanita abierta.
Anónimo ha dicho que…
I never thought I would agree with this option.

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Ser pediatra