domingo, febrero 02, 2014

Cebolla para la tos


Vengo a dar fé, aunque mis amigos pediatras - sin hijos - se rían de mí, de un remedio muy extendido entre las madres y en las consultas de pediatría. Se trata del tan famoso truco de partir una cebolla y ponerlo al lado del cabecero de la cama del niño para calmar la tos irritativa.

En resumen, noche horrible, tos continua, mocos, niña que se despierta y no descansa (madre que no duerme), 2 dosis de un famoso jarabe para la tos, (en mi casa siempre hay de todo y ahora más) total desesperada me digo voy a probar si funciona pues eso que me llevo. Parto la cebolla en cuatro trozos con un poco de azúcar y agua para que sude mas, y se lo pongo al lado del cabecer con la puerta de la habitación prácticamente cerrada para no se escape el olor. Y funciona. Eso si al día siguiente toda la mañana ventilando, y niña que va a la guardería con un tufillo...

Os reconozco que para estas cosas soy bastante escéptica. A mi madre ya le había funcionado otra noche que se quedo con ella, aunque cuando me lo contó, como buena médica le otorgué la mejoría al jarabe famoso. Esta vez comprobé que el medicamento no funcionada, había pasado ya tiempo suficiente y la tos era más pesada que otras veces.

Todo esto tiene que tener una explicación científica, me digo. Investigo. No hay nada escrito en revista o publicaciones ni nada investigado. En foros y blogs mucho. En algunos blogs divulgativos se dice que la cebolla tiene propiedades expectorantes y mucolíticas por su compuestos sulfurados y también broncodilatadores. Yo antes de ponerla pensaba, bueno si cuando la partes te hartas de llorar y moquear, algo hidratante ya es, y solo con tener la vía aérea hidratada ya se calma la tos.

No sé, con 2 de 2 poco se puede afirmar o asegurar pero mi experiencia aquí está. Seguiré buscando.

viernes, enero 31, 2014

Vuelvo al hospital

En las últimas entradas del blog pedía al cielo una nueva oportunidad, un cambio de rumbo, una ayuda, y la verdad es que afortunadamente (creo) mis gritos fueron escuchados por una mano amiga y desde hace unos meses he dado un importante giro laboral y estoy trabajando actualmente en un hospital, privado eso si, pero hospital al fin al cabo. He vuelto a la planta, a los partos, a las guardias, a los salientes y al cansancio que eso conlleva pero también a los diagnósticos, técnicas, pruebas y estudio de enfermedades y con atisbo de en un futuro hacer algo más, poco a poco.

Estoy contenta aunque agotada porque esta doble vida de mamá de día - pediatra de guardia de noche no se lleva igual de bien que cuando era residente y podía irme un saliente de guardia a dormir 10 horas o de fin de semana fiestero.

Lo importante es que mi cabeza anda mucho mejor porque me veo mas aquí que permanentemente en una consulta. Sigo haciendo algo de consulta pero ya de manera mas organizada y a cuenta gotas. De momento no pienso en futuro lejano si no en ir mejorando cosas día a día, y como acabará la cosa ya se verá.

Lo curioso es como te cambia la cabecita, que al salir de la residencia te agarras con fuerza al sistema público y tiemblas con la idea de salir de él, y a medida que vas madurando te vas dando cuenta que no sólo de pan vive el hombre y que hay mas oportunidades ahí afuera y que a veces son incluso mejores. Y es que parecemos borreguitos, todos detrás del pastor sin salirnos de la línea marcada, como me decía mi abuelo, lo mejor es opositar y sacar una plaza de funcionario, y así nos va.

miércoles, septiembre 04, 2013

Sillitas de paseo para bebés

Ya sabeis que soy una adicta a internet y que me paseo casi diariamente por blogs y foros relacionados con la maternidad y la pediatría. Estos foros en ciertas cuestiones tienen la misma función que la vecina de enfrente cuando te duele algo, que te prescribe una aspirina, "porque es mu güena" sin preguntarte antes si eres alérgico o estás anticoagulado. Los consejos de este tipo a veces pueden ser peligrosos o poco recomendables. Hay que tener mucho cuidado con lo que se escribe y se lee por internet, porque ya sabeis que aqui todo tiene cabida.

Con el tema de los carritos y sillas de los niños he leido de todo. La gente se salta tranquilamente las recomendaciones de los pediatras y realmente en este campo "todo vale". Desde la consulta siempre he intentado poner un poco de orden en el tema, y ahora que es verano al pasear por la calle con el calor y los viajes veo que la cosa de acentúa. La falta de espacio en el maletero, la comodidad de los padres, o el miedo a que el niño pase calor, hace que los bebés vayan en todo tipo de carros y sillitas, aún cuando se ve a la legua lo incómodos que van algunos. Voy a resumir cuales son las recomendaciones generales.

- El grupo 0, llamado "huevito" o "maxi-cosi" por la marca más conocida que lo comercializa, se vende en muchas marcas de cochecitos en forma de pack o trío, de tal manera que compras el carro y te incluye el grupo 0, la silla y el capazo. De esta manera muchas familias piensan que éste es un accesorio más del carro y lo usan muchas veces en vez del capazo o de la silla. El grupo 0 es exclusivamente una medida de seguridad del coche, es el cinturón de seguridad del niño dentro del automóvil, y no debería moverse de ahí. Es además el único sistema (junto con algunos capazos homologados que son menos recomedables para el coche) que la DGT reconoce como válidos para llevar a los bebés en el coche. Aunque estén reconocidos como tal, es cierto que no es la mejor manera de llevar a un bebe muy pequeño, ya que va casi sentado en una postura que nos les permite moverse bien, por lo cual se recomienda en los viajes parar cada cierto tiempo y sacar al bebé para que se mueva un poco. Su función es esa exclusivamente, y no debería de utilizarse como sillita de paseo ya que el niño no va en la postura ideal. Es como si nosotros nos bajasemos del coche y nos dejaramos el cinturón puesto. Pase que en un día lo uses un momentito con el carro, pero no como sustituto del capazo.

- El capazo. Me llama la atención leer en un foro, "es que yo no soy de capazo" o "el capazo no sirve para nada". Los bebés hasta los 5 meses aprox no pueden ir sentados ya que sus caderas y su columna se puede resentir, asi que se puede creer o no creer en los capazos, pero un bebé menor de 5-6 meses debería ir siempre recostado en el capazo, y me resulta díficil pensar como un recién nacido es llevado en una sillita en el que no le valen ni los arneses. Probablemente la gente que no compra el capazo usen el grupo 0 como sustituto de éste. Es cierto que hay algunos capazos en los que si el bebé es grandecito van un poco ajustados. Yo sólo aconsejo el cambio a la silla si el bebé dentro de su desarrollo comienza a das muestras de querer estar sentados lo que significa que el cuerpo del bebé ya está preparado para esa postura.

- La silla, como hemos dicho, hay que hacer el paso del capazo a la silla a partir de que el niño pueda ya ir sentado. Cada marca de carro tiene un límite de peso, que suele estar alrededero de los 2 años,  en la cual el niño ya debe de pasar a la silla ligera.

- Las sillitas de paseo ligeras, pesan poco, se pliegan muy bien y ocupan poco espacio, pero están diseñadas para cuando el niño ya camina y se puede bajar y subir fácilmente él solo. Por sus caracterísiticas es muy goloso el acordarse de ellas en el primer verano del bebé, caben genial en el maletero y se llevan muy bien a la playa. Pero hay que pensar más en la comodidad del bebé que en la nuestra. Ayer vi un bebé de unos 2 meses de edad paseando sentado en una silla de éstas e iba francamente mal. Es cierto que pueden usarse las completamente reclinables, de manera que el niño vaya tumbado y a partir de los 5 meses sentarlo. Las que no se reclinan no deben usarse hasta los 8-9 meses.

miércoles, junio 26, 2013

Parada

Estos días siento que he acabado otra vez la residencia de Pediatría, pero esta vez ha sido un año de especialidad más largo, que se ha extendido durante 3 años en la misma consulta de Primaria, mucha suerte para ser una recién llegada, pero también te hace darte cuenta del sistema tan injusto que tenemos en España que hace que sanitarios y muchos otros profesionales de los que depende la educación del país como son los profesores, andemos años de un lado para el otro dando vueltas hasta conseguir una plaza fija. 

Me planteo el futuro como una gran incógnita, igual que cuando acabé hace 3 años, sin saber donde acabaría y con quién me encontraría, creo que al menos soy algo más madura y con más experiencia para lidiar con ciertas cosas, pero como habréis podido intuir en entradas anteriores, estoy algo "frustrada" por no poder elegir mi camino y tener que seguir al rebaño como las demás ovejitas. 

De momento sólo veo unas semanas sabáticas para coger impulso y empezar con más fuerza. Estaré desconectada y probablemente no escribiré, aunque no por falta de ganas, porque tengo muchas cosas que contar y estas páginas me sirven de desahogo. Quién sabe, alomejor cuando vuelva a escribir tenga algo bueno que contar, nunca hay que tirar la toalla. Y como he podido comprobar en varias ocasiones, "cuando se cierra una puerta, se abre una ventana"

jueves, junio 20, 2013

Pediatría y sus subespecialidades

La pediatría es una especialidad médica amplísima que engloba no sólo la patología del ser humano desde el nacimiento hasta -de momento- los 14 años, sino que también se dedica a la prevención de enfermedades, el seguimiento del niño sano y porque no decirlo, asegurar una buena educación del niño. El niño tiene sus patologías propias de cada órgano y de cada edad, y son tan diferentes a las de los adultos, que poco a poco se han ido creando subespecialidades médicas que se ocupan de un sistema en concreto. Al igual, otras especialidades propias de adultos como la dermatología, la psiquiatría o la oftalmología también han ido formando profesionales que centran su atención y su formación únicamente en la edad pediátrica.

Los pediatras llevan años luchando por el reconocimento de estas especialidades que surgieron como una necesidad y que ahora están bien implantadas y reconocidas (sólo en la práctica) en los hospitales de segundo y tercer nivel, hasta el punto que dentro de la formación del residente de pediatría se suele ofrecer realizar entre 6-12 meses de subespecialización en unas de estas aéreas a elegir por el pediatra. La Asociación Española de Pediatría lleva varias campañas  a favor de este tema, pero desconozco qué o quienes están bloqueando el que esto se lleve a cabo.  

Yo me especialicé en la única materia que me había hecho dudar a la hora de hacer el MIR, la Gastroenterología, con el agregado de que además desde mi punto de vista es mucho más interesante en el niño que en el adulto. Pude formarme además en un servicio estupendo y de gran nivel. Tras la residencia y a pesar de estar en Primaria he querido seguir estudiando y formándome en ello. He intentado en vano poder trabajar aunque sea algunas horas a la semana en esto. El problema viene en que al no estar reconocido, esto no cuenta para nada,  no da mas puntos, ni nadie lo tiene en cuenta. Si, tienes tu currículum, pero con el sistema implantado actualmente, no vale más el que más sabe.

Alomejor me equivoco, pero un hospital será mejor cuanto más preparados estén sus profesionales. Y para eso deberían elegir a los mejores, los que demuestren mayor experiencia, mas conocimentos, mas manejo. No puedo entender el porque un hospital terciario va a ocupar las plazas vacantes de especialidades pediátricas tan difíciles como Cuidados intensivos o Neonatos, con pediatras que proceden de otra subespecialidad tan diferente como es la Primaria que además tienen ya su plaza fija en un centro de salud y basándose únicamente en los famosos "puntos" que dan los años trabajados (da igual donde mientras sea en el sistema público), sin tener en cuenta ni siquiera si hace 20 años, cuando era residente, hizo 6 meses de intensivos, de neonatos o de gastro. Creo que esto va encontra de ofrecer la mejor atención al paciente y creo que esto hace que haya unos pocos hospitales donde si cuidan a sus profesionales en este sentido que se diferencien y destaquen respecto a los demás. No me parece normal que teniendo un hospital tan bueno y tan grande al lado de mi casa me tenga que desplazar a Madrid o Barcelona para que me atiendan médicos digamos (y valga de redundancia) "mas especializados", y tengan a otros medicos con esa formación en el paro.

Si, he tenido una buena pataleta, pero ahí lo dejo. 

viernes, mayo 31, 2013

Para ser médico


Con el permiso de Mónica Lalanda (Médico a cuadros) médico y dibujante a la vez, reproduzco su gran ilustración y la leyenda que lo acompaña, que en estos momentos me reconforta bastante.

TENER UN EXPEDIENTE FANTÁSTICO NO SIGNIFICA QUE SEAS BUEN CANDIDATO PARA SER MÉDICO, HACE FALTA ALGO MAS IMPORTANTE


jueves, mayo 30, 2013

Dudas y mitos sobre los recién nacidos


Cuando estás apunto de ser madre, apurando las últimas semanas del embarazo, son muchas las dudas que te asaltan sobre todo en los momentos más inoportunos, por ejemplo, a las 3 de la madrugada... ¿sabré hacerlo bien? ¿tengo toda la información? ¿lo criaré fuerte y sano? ¿tengo todo lo imprescindible?

He pensado basarme en mi doble experiencia como madre-pediatra para intentar ayudar a las futuras madres primerizas.

Lo primero, todo el mundo sabe hacerlo ¿por qué voy a ser yo menos? Es la respuesta que me dio una amiga, y es verdad, al final te das cuenta que es algo innato que todos llevamos dentro, y que si dejas aflorar el sentido común (ojo, ¡muy importante!) todo va a salir bien. Allá vamos.

- Los bebés son más frioleros que los adultos. Falso. Lo que ocurre es que los recién nacidos tienen en relación peso-talla más superficie corporal que los adultos, por lo que pierden más calor, pero esto no significa que haya que abrigar más al niño, es más, en verano también tienen más calor, por lo que sudan más, asi que digamos que lo ideal es vestirlos con la misma cantidad de ropa que te vistes tú, ni más ni menos. En parejas en las que hay un caluroso y un friolero, llegar al término medio de los dos.

Las manos y los pies los van a tener siempre frios, por muchos calcetines que les pongan las abuelas, es por su sistema circulatorio, asi que sin agobios.

- ¿Si el bebé duerme del tirón toda la noche hay que despertarlo para comer? Lo primero enhorabuena porque tienes un niño dormilón (que alegría) y lo segundo si, durante las primeras semanas de vida, dependiendo del peso del niño hasta las 4-6 semanas de vida, hay que despertarlo al principio cada 3-4 horas dependiendo del peso al nacer (si fue bajo peso incluso cada 2:30 horas) y despúes se puede ir alargando cada vez más. Pero apartir de entonces por favor no le despertéis y disfrutarlo.

- ¿Hay que bañarlo todos los días? Por higiene no es necesario ya que un recién nacido sólo se mancha el culito, y si regurgita la cara y el cuello y se puede limpiar con una toallita. Pero si es bueno hacer baño diario por el hecho de establecer en el niño una rutina que luego él agradece mucho, porque se siente mas seguro al saber como van a ir las cosas. Baño - masajito - toma - cuna y a dormir. Además suele ser un momento muy agradable y placentero para él y para los papás. Recordar siempre hidratar su piel después con algún aceite o crema especial para bebés.

En general es muy recomendable crear rutinas en relación a las tomas, el momento del paseo, del baño.. Notaréis que el día que ha sido muy diferente a los demás por un viaje o muchas visitas el niño está más excitado o duerme peor, y es porque a los bebés les gustan las rutinas y la calma.

- Ya que estamos con el aseo, las uñas se empiezan a cortar a las 2-3 semanas de vida y hay que hacerlo con frecuencia, porque crecen una barbaridad. Los oidos no hay que limpiarlos mas que externarmente, asi que fuera los bastoncillos. El pañal conviene cambiarlo muy a menudo para evitar irritaciones y es mejor usar una esponja y jabón y dejar las toallitas para cuando salimos de casa. No es necesario ponerle crema en cada cambio del pañal.

- Por cierto que el ritmo intestinal de los bebés es muy variable y pueden ser desde  deposiciones con cada toma hasta o una cada dos o tres días. El color de las cacas irá cambiando desde casi negro los primeros días, hasta amarillo - mostaza, cosa que cambiará cuando empecéis con la alimentación complementaria. 

- Estornuda mucho y parece que se le escuchan mocos, ¿estará resfriado? Todos los recién nacidos se pasan las primeras semanas intentando limpiar sus vías respiratorias de secreciones y se les escucha como ronquidos de la nariz y estornudan de vez en cuando, es normal.

- El hipo también es muy frecuente y sobre todo cuando hacen las tomas rápido y con avidez, cogiendo gases.

- ¿Tendré leche suficiente? ¿mi leche será buena para el bebé? La GRAN pregunta. Algunas abuelas dicen erróneamente que hay leches amargas, aguadas, insuficientes... Que si la mamá está débil o enferma la leche no es buena. Es tan falso esto que se demuestra fácilmente, hasta las pobres madres desnutridas de países del tercer mundo tienen una leche suficiente y buena para amamantar a sus hijos. Cuando una madre por cualquier problema como por ejemplo una gastroenteritis se deshidrata, su cuerpo llega incluso hasta dejar de producir orina, pero nunca de producir leche. ¡Es la naturaleza! asi que no hay que preocuparse.

Respecto a la cantidad, la producción de leche es estímulo-dependiente, cuando más mame el bebé mas producirás y al contrario, y esto es tan rápido que lo puedes observar al día siguiente de que el niño haya comido más.

- No necesitan beber agua hasta a partir de los 6 meses, antes de eso con las tomas de leche tanto materna como artificial es suficiente.

Se me ocurren muchas otras posibles preguntas pero no quiero aburriros mas. Os animo a que me dejéis vuestras dudas y las contestaré en otro post.