lunes, noviembre 30, 2015

¿Estás pensado en dar lactancia materna?

Diariamente paso la planta de los recién nacidos, lo que comúnmente se denomina "el nido" y creo que no hay día que en alguna habitación algún familiar me pregunte ¡¿pero cómo va a estar este niño sin comer?! Normalmente esta pregunta la hace la abuela que ve que la mamá no tiene leche (o eso piensa) y cree que el niño lo está pasando mal. (Por cierto, dónde están esas abuelas que imponían calma a nuestras madres y no generaban mas ansiedad)

En mi opinión durante el embarazo los padres deben informarse sobre la lactancia materna y artificial, y en el momento del parto y sin presiones y sin conflictos ni remordimientos tener decidido que opción va a tomar. Muchas no lo tienen decidido y lo valoran según van pasando las primeras horas, justo para mi en el peor momento. Para mi muy útiles son las clases preparto en las que se aborden estos temas a fondo. He notado mucho cambio para bien en mi hospital desde que nuestras matronas las ofrecen. Es importante saber como van a ser los primeros días de un recién nacido.

Si estás embarazada y estás valorando si dar el pecho a tu hijo creo que tienes que saber esto:

- A mi parecer el inicio de la lactancia materna es duro y difícil, no es tan bonito como parece, la madre está muy cansada del parto y necesita dormir, el niño no tiene horarios y está "estresado" y necesita el sentir la piel de su madre a todas horas. Los pezones se resienten enseguida y si eres primeriza te asaltan las dudas a todas horas. Recibes ayuda de todo tipo con buenas intenciones pero que te hacen estresarse más. Respira, escucha a tu matrona o enfermero. Calma, son los primeros días. Una vez que el ciclo se establece, pasados unos días, todo empezará a ir rodado.

- Las primeras horas tras el parto no notarás nada de leche, no registrarás cambios en los senos, el pecho seguirá igual de blando. Te parecerá que cada vez que te lo pones, el niño no come nada pero en realidad está tomando lo mejor, el calostro, que es una leche muy espesa y en poca cantidad, pero de alto valor inmunológico y nutricional. Al ser poca cantidad el niño reclamará cada poco tiempo estar contigo, hasta que la crecida se establezca. Cuando comienza a formarse la leche de transición, ésta es muy clara y aguada, y da la impresión de ser poco nutrititva, pero no es así. A las 2 semanas ya aparecerá la leche definitiva.

- A los padres les suele dar la sensación de que el niño pasa hambre pero en realidad pasan bastantes horas hasta que el niño empieza a saber que necesita comer. Los llantos de las primeras horas suelen ser una necesidad de reclamar y sentir a la madre por el estrés que le supone el haber salido de su refugio materno y se suele calmar al poner al bebé en el piel con piel. Desde el primer momento los niños se llevan las manos a la boca y la chupan con ansia pero no es el hambre o las ganas de comer lo que les lleva a hacer eso, sino la sensación de placer y bienestar que sienten al succionar, por lo que se agarran a lo que sea, la mano, la teta de mamá o el pezón de papá (si lo he visto hacer...)

- La crecida o subida de leche dependerá de 2 cosas fundamentalmente, 
  • Si ha sido un parto normal (o una cesárea con contracciones de parto previas) entonces lo notarás pasadas las 48 horas del parto. En caso de cesáreas programadas, en las que no ha habido contracciones efectivas, el cuerpo de la mujer todavía no sabe que ha parido, se da cuenta gracias a la succión del bebé por lo que la subida comienza a los 4-5 días.
  • De las veces y empeño que ponga el niño cuando esté en el pecho, porque él con la succión le irá diciendo a tu cerebro que se ponga a trabajar. Cuanto más coma el bebé, más leche producirás.
En mamás no primerizas con una lactancia reciente puede que haya subida antes de las 48horas.
Te darás cuenta de que la leche empieza a subir primero porque aumenta todavía más el volumen de la mama y segundo porque poco a poco se va poniendo duro y muy firme. A veces se notan calores y tirones en el pecho, como de agujetas. 

Si la subida tarda más de 3 días, a veces el recién nacido puede requerir algún suplemento de manera temporal, pero serán el pediatra o los enfermeros de nidos quienes te irán informando.

- Casi todas las madres experimentamos heridas o irritaciones en el pezón los primeros días. La clave para que no se transformen en las temidas grietas del pezón es la correcta postura del bebé al coger el pecho.


Los neonatos, aunque parezca mentira, no nacen sabiendo mamar, si tienen el reflejo de succión, pero hay que enseñarles las posición, el ritmo... tranquila, lo cogen rápido.

- Otra pregunta que oigo todos los días aunque yo intente evitarla es cuánto ha perdido el recién nacido. Siempre respondo con las misma respuesta. Todos los bebés pierden peso los primeros días, incluso los que toman biberones desde el primer momento. Piensa que el neonato tiene que "limpiar" todo el agua que tiene acumulado del embarazo, y expulsar el meconio que es abundante y pesado. Todas las maternidades tienen eso controlado y vigilan que la pérdida de peso sea gradual y controlada. En este momento se establece como normal una pérdida de peso de hasta el 10 por ciento del peso de nacimiento en los primeros días de vida.

- A mi personalmente me encantaría limitar las visitas en el hospital, ya sé que es una costumbre arraigada e imposible de quitar, pero hay casos de habitaciones llenas de gente con niños correteando incluso y visitas que se eternizan y a veces la mamá, si el niño no lo reclama, por pudor se salta las tomas.... o luego cuando por fin se van, el bebé se encuentra un poco nervioso de tanto jaleo. Además que los papás y el recién nacido lo que necesitan es descansar y aprovechar cada momento de siesta del recién nacido para dormir ellos también... ya habrá tiempo de visitas cuando los padres empiecen a cogerle el tranquillo a esto de la paternidad.

lunes, noviembre 09, 2015

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis

Desde hace aproximadamente un mes en el que la vacuna Bexsero® saltó a la luz pública, he recibido muchísimas consultas de amigos y familiares preguntándome por mi opinión sobre ella y qué decisión he tomado yo con mi hija (¡incluso vía Facebook!). Lo curioso es que yo conozco la vacuna desde hace ya bastantes meses puesto que en España lleva casi 2 años administrándose aunque semiescondida. Comenzó a pautarse como vacuna exclusivamente de uso hospitalario y derrepente el Ministerio igual que hizo con la vacuna de la varicela, la "secuestró" y la suspendió. Ahora en Septiembre afortunadamente la han desprecintado y a partir de Octubre ha empezado a estar disponible en las farmacias y en hospitales privados, por lo que comentan mis pacientes y amigos "a cuenta gotas".

Para decidir que hacer hay que estar bien informado y luego cada uno decidir por si mismo, el que yo como pediatra se la haya puesto o no, no debe influir para un sentido u otro. No todos tenemos las mismas probabilidades de desarrollar las peores consecuencias de esta enfermedad ni estamos igualmente expuestos.

¿QUE BACTERIA ES ESTA?

BexSero® es una vacuna que inmuniza frente al meningococo B. Esta bacteria puede producir meningitis. En el calendario ya está incluida desde hace años la vacuna contra el meningococo C, y ahora se incluirá en Enero la del neumococo que también produce meningitis (la famosa Prevenar® , que ha sido otra larga lucha)

La meningitis producida por el meningococo B es afortunadamente muy poco frecuente. En España según datos del 2012 se vió en 0.52 de cada 100.000 habitantes. Es importante recalcar que esta incidencia está disminuyendo sola, sin la ayuda de la vacuna. Pero es muy patógena. Puede producir muchos cuadros clínicos diferentes como faringitis, artritis, neumonía pero tiene la capacidad de pasar a la sangre y producir una sepsis fulminante. Puede causar el fallecimiento en pocas horas de un paciente previamente sano. Es letal en el 10% de los casos ocurridos en niños y en el 25% de adolescentes y adultos. Además, los pacientes que sobreviven a una sepsis por ella, tienen hasta un 30% de probablidad de tener graves secuelas. En resumen, en la enfermedad que tememos todos los pediatras.

Actualmente es más frecuente en menores de 5 años (sobre todo de 1 año) y adolescentes. Probablemente con la aparición de la vacuna, esta incidencia se desplazará a adultos no vacunados. La trasmisión se realiza persona a persona. 

QUE HAY QUE SABER DE LA VACUNA

Es una vacuna inactivada, que no utiliza gérmenes vivos,  La vacuna no protege contra todos los tipos de meningococo B, solamente frente al 78-87% de los serotipos que circulan en España. 

Según todos los estudios (y van 15) es una vacuna segura. En el prospecto, como en todos los medicamentos se pueden leer muchos efectos secundarios pero tras 2.5 años implantada en EEUU y casi un año en Reino Unido, sólo se ha constatado lo que dicen todas las guías, produce fiebre y malestar con más frecuencia que las otras vacunas, y este efecto suele verse el mismo dia de la vacunación, transcurridas unas 6 horas de l inyección. En Canadá también se administra la vacuna desde hace mas de un año y han detectado un 10% de episodios de fiebre. En 2 niños esta fiebre produjo convulsiones febriles. Llevan ya vacunados mas de 46.500 niños. 

Hasta ahora ya se han vacunado mas de 500.000 niños en todo el mundo.

Esta es la pauta actual de vacunación 


Se puede administrar conjuntamente con las otras vacunas del mercado, de momento excepto junto con la del meningococo C, que está siendo estudiado actualmente. Por esto y por su mayor capacidad de producir fiebre se recomienda separar del resto del calendario vacunal e iniciar la pauta a los 3 meses, (pauta 3-5-7 meses mas un recuerdo entre el 1-2 año)

Se puede administrar paracetamol para prevenir la fiebre sin influir en los resultados inmunógenos de la vacuna. Yo personalmente esperaría a que el niño tuviera fiebre, pero existe está opción. 

Se administra por vía intramuscular.

En mi Comunidad Autónoma cuesta alrededor de 107 euros (me comentan que en otras comunidades vale 70-90 euros pero no lo tengo comprobado. Dichosa descentralización)

¿PORQUE HAY POLÉMICA?

Creo que los primeros días ha habido mucha desinformación. He recibido quejas de amigos a los que su pediatra no ha querido administrarla, aún teniendo la vacuna en sus manos. Nadie quiere usar a sus pacientes como "conejillos de indias". Pero la Asociación Española de Pediatría ya ha dado su apoyo a la vacuna y tras informarse un poco uno se da cuenta de que no es algo tan nuevo como parecía. Además que en el calendario ya esté incluida la vacuna contra la meningitis C y que ésta aparezca optativa y con esos precios, da que pensar.

Por otro lado, la Asociación española del medicamento ha mostrado sus reticiencias. Se basan en que la incidencia de esta enfermedad es muy baja y por tanto en analizar el coste-beneficio-riesgo.

Que cada uno saque sus propias conclusiones y consulte con su médico... Yo lo único que me atrevo a decir en voz alta es que desaconsejo totalmente la opción de ir a Portugal, Andorra o Francia a por la vacuna, porque lo barato sale caro y al no garantizar el buen transporte de esa vacuna tampoco se puede garantizar su efectividad (lo viví con la vacuna de la varicela)

FUENTE: AEP

miércoles, noviembre 04, 2015

El círculo vicioso de las urgencias o la importancia de tener un pediatra de cabecera



Hoy en la consulta una madre me ha traído un montón de informes médicos del Servicio de urgencias de su hijo en los últimos 15 días. 7 visitas diferentes por motivos médicos no urgentes y que fueron atendidos por 5 pediatras distintos. En cada visita se añadió un medicamento nuevo o se alargaba el tratamiento indicado. Lo curioso ha sido que el motivo de venir hoy por fin a la consulta no tenía nada que ver con lo que les llevó a acudir a la urgencia y que además es muy probable que fuera un efecto secundario de recibir tanta medicación. Cada médico actuó correctamente “a su manera”.

Cuando un niño no tiene un buen seguimiento ambulatorio y es seguido sólo o prioritariamente por los médicos de urgencias (cosa que ocurre muchísimo en la medicina privada) frecuentemente está muy medicado, muy radiado e incluso que puede que mal diagnosticado. Desde que trabajo en la privada observo que muy a menudo los padres usan el Servicio de Urgencias como una consulta médica 24 horas, a la que recurren cuando tienen alguna duda o simplemente “para que se les eche un vistazo”, sabiendo de sobra que la consulta no tiene nada de urgente. Y lo peor, muchos ni tienen pediatra de cabecera.

Los padres y pacientes tienen que saber que la medicina que un pediatra hace desde la urgencia es totalmente diferente que la que practica desde su consulta. El Servicio de Urgencias está para descartar la patología realmente urgente y solucionar el problema a corto plazo (tiene tos - dale antitusígeno, le duele - dale analgesia, no hace deposición - pongo un enema) pero no para hacer diagnósticos de enfermedades crónicas ni mucho menos para tratarlas a largo plazo, como por ejemplo en el caso del Asma o del estreñimiento y dolor abdominal funcional, que son creo los 2 problemas de los niños con peor control de los padres por culpa de no llevar un buen seguimiento ambulatorio.

El no poder realizar un seguimiento del paciente a corto plazo hace que muchas veces los médicos pidamos más pruebas de las necesarias, o que pongamos un tratamiento demasiado agresivo que se podría posponer o acortar. Si tienes la posibilidad de ver al paciente en 24 o 48 horas como en la consulta, siempre puedes contar con poner esa medicación mas adelante si la evolución no es buena. Si no sabes que tipo de seguimiento va a tener el paciente siempre tiendes a ponerte en lo peor y protegerle con medicación o pruebas por si acaso.

Además, el ir siempre a urgencias y encontrarte cada vez a un médico diferente hace que acabes con opiniones de todo tipo. Cada uno tenemos nuestra manera de actuar o de decir las cosas. Siempre les intento recalcar lo importante que es que te ausculte la misma persona en los procesos respiratorios, por ejemplo. Así se sabrá si realmente el niño está empeorando o no.
  
Entiendo también que se crea un círculo vicioso paciente-urgencias. Si acudes por una patología no importante pero el médico te pide pruebas y te manda tratamiento, te irás a casa con la sensación de que tu patología si era un motivo urgente. Entonces la próxima vez que vuelvas a tener ese síntoma, volverás a la urgencia. Esto está pasando mucho con los traumatismos infantiles. He visto que en muchas ocasiones cada vez que el niño se da un golpe o se cae, aunque no sea muy aparatoso, los padres los llevan a urgencias. Alomejor su única intención es que le “eches un vistazo” pero tu que eres el médico de la urgencia le pides una radiografía “para que no se nos pase nada”. Todo está bien claro. Pero al próximo golpe, volverán a por la radiografía. Y si el médico que te atiende esta vez no te pide la radiografía… pues la reclamo. 

Creo que está más que dicho que la base de un buen Sistema de Salud es la medicina de atención primaria y que hay que fomentarla, tanto en el sistema público como privado, y que sea una atención de calidad, sin consultas saturadas ni en 5 minutos, para poder realizar una buena promoción de la salud y así se podrían dejar los Servicios de urgencias para lo que realmente es importante. Los días que las urgencias están saturadas, no hay nada que más nos asuste a los médicos que haya en la sala de espera un paciente que realmente no pueda esperar.

domingo, febrero 02, 2014

Cebolla para la tos


Vengo a dar fé, aunque mis amigos pediatras - sin hijos - se rían de mí, de un remedio muy extendido entre las madres y en las consultas de pediatría. Se trata del tan famoso truco de partir una cebolla y ponerlo al lado del cabecero de la cama del niño para calmar la tos irritativa.

En resumen, noche horrible, tos continua, mocos, niña que se despierta y no descansa (madre que no duerme), 2 dosis de un famoso jarabe para la tos, (en mi casa siempre hay de todo y ahora más) total desesperada me digo voy a probar si funciona pues eso que me llevo. Parto la cebolla en cuatro trozos con un poco de azúcar y agua para que sude mas, y se lo pongo al lado del cabecer con la puerta de la habitación prácticamente cerrada para no se escape el olor. Y funciona. Eso si al día siguiente toda la mañana ventilando, y niña que va a la guardería con un tufillo...

Os reconozco que para estas cosas soy bastante escéptica. A mi madre ya le había funcionado otra noche que se quedo con ella, aunque cuando me lo contó, como buena médica le otorgué la mejoría al jarabe famoso. Esta vez comprobé que el medicamento no funcionada, había pasado ya tiempo suficiente y la tos era más pesada que otras veces.

Todo esto tiene que tener una explicación científica, me digo. Investigo. No hay nada escrito en revista o publicaciones ni nada investigado. En foros y blogs mucho. En algunos blogs divulgativos se dice que la cebolla tiene propiedades expectorantes y mucolíticas por su compuestos sulfurados y también broncodilatadores. Yo antes de ponerla pensaba, bueno si cuando la partes te hartas de llorar y moquear, algo hidratante ya es, y solo con tener la vía aérea hidratada ya se calma la tos.

No sé, con 2 de 2 poco se puede afirmar o asegurar pero mi experiencia aquí está. Seguiré buscando.

viernes, enero 31, 2014

Vuelvo al hospital

En las últimas entradas del blog pedía al cielo una nueva oportunidad, un cambio de rumbo, una ayuda, y la verdad es que afortunadamente (creo) mis gritos fueron escuchados por una mano amiga y desde hace unos meses he dado un importante giro laboral y estoy trabajando actualmente en un hospital, privado eso si, pero hospital al fin al cabo. He vuelto a la planta, a los partos, a las guardias, a los salientes y al cansancio que eso conlleva pero también a los diagnósticos, técnicas, pruebas y estudio de enfermedades y con atisbo de en un futuro hacer algo más, poco a poco.

Estoy contenta aunque agotada porque esta doble vida de mamá de día - pediatra de guardia de noche no se lleva igual de bien que cuando era residente y podía irme un saliente de guardia a dormir 10 horas o de fin de semana fiestero.

Lo importante es que mi cabeza anda mucho mejor porque me veo mas aquí que permanentemente en una consulta. Sigo haciendo algo de consulta pero ya de manera mas organizada y a cuenta gotas. De momento no pienso en futuro lejano si no en ir mejorando cosas día a día, y como acabará la cosa ya se verá.

Lo curioso es como te cambia la cabecita, que al salir de la residencia te agarras con fuerza al sistema público y tiemblas con la idea de salir de él, y a medida que vas madurando te vas dando cuenta que no sólo de pan vive el hombre y que hay mas oportunidades ahí afuera y que a veces son incluso mejores. Y es que parecemos borreguitos, todos detrás del pastor sin salirnos de la línea marcada, como me decía mi abuelo, lo mejor es opositar y sacar una plaza de funcionario, y así nos va.

miércoles, septiembre 04, 2013

Sillitas de paseo para bebés

Ya sabeis que soy una adicta a internet y que me paseo casi diariamente por blogs y foros relacionados con la maternidad y la pediatría. Estos foros en ciertas cuestiones tienen la misma función que la vecina de enfrente cuando te duele algo, que te prescribe una aspirina, "porque es mu güena" sin preguntarte antes si eres alérgico o estás anticoagulado. Los consejos de este tipo a veces pueden ser peligrosos o poco recomendables. Hay que tener mucho cuidado con lo que se escribe y se lee por internet, porque ya sabeis que aqui todo tiene cabida.

Con el tema de los carritos y sillas de los niños he leido de todo. La gente se salta tranquilamente las recomendaciones de los pediatras y realmente en este campo "todo vale". Desde la consulta siempre he intentado poner un poco de orden en el tema, y ahora que es verano al pasear por la calle con el calor y los viajes veo que la cosa de acentúa. La falta de espacio en el maletero, la comodidad de los padres, o el miedo a que el niño pase calor, hace que los bebés vayan en todo tipo de carros y sillitas, aún cuando se ve a la legua lo incómodos que van algunos. Voy a resumir cuales son las recomendaciones generales.

- El grupo 0, llamado "huevito" o "maxi-cosi" por la marca más conocida que lo comercializa, se vende en muchas marcas de cochecitos en forma de pack o trío, de tal manera que compras el carro y te incluye el grupo 0, la silla y el capazo. De esta manera muchas familias piensan que éste es un accesorio más del carro y lo usan muchas veces en vez del capazo o de la silla. El grupo 0 es exclusivamente una medida de seguridad del coche, es el cinturón de seguridad del niño dentro del automóvil, y no debería moverse de ahí. Es además el único sistema (junto con algunos capazos homologados que son menos recomedables para el coche) que la DGT reconoce como válidos para llevar a los bebés en el coche. Aunque estén reconocidos como tal, es cierto que no es la mejor manera de llevar a un bebe muy pequeño, ya que va casi sentado en una postura que nos les permite moverse bien, por lo cual se recomienda en los viajes parar cada cierto tiempo y sacar al bebé para que se mueva un poco. Su función es esa exclusivamente, y no debería de utilizarse como sillita de paseo ya que el niño no va en la postura ideal. Es como si nosotros nos bajasemos del coche y nos dejaramos el cinturón puesto. Pase que en un día lo uses un momentito con el carro, pero no como sustituto del capazo.

- El capazo. Me llama la atención leer en un foro, "es que yo no soy de capazo" o "el capazo no sirve para nada". Los bebés hasta los 5 meses aprox no pueden ir sentados ya que sus caderas y su columna se puede resentir, asi que se puede creer o no creer en los capazos, pero un bebé menor de 5-6 meses debería ir siempre recostado en el capazo, y me resulta díficil pensar como un recién nacido es llevado en una sillita en el que no le valen ni los arneses. Probablemente la gente que no compra el capazo usen el grupo 0 como sustituto de éste. Es cierto que hay algunos capazos en los que si el bebé es grandecito van un poco ajustados. Yo sólo aconsejo el cambio a la silla si el bebé dentro de su desarrollo comienza a das muestras de querer estar sentados lo que significa que el cuerpo del bebé ya está preparado para esa postura.

- La silla, como hemos dicho, hay que hacer el paso del capazo a la silla a partir de que el niño pueda ya ir sentado. Cada marca de carro tiene un límite de peso, que suele estar alrededero de los 2 años,  en la cual el niño ya debe de pasar a la silla ligera.

- Las sillitas de paseo ligeras, pesan poco, se pliegan muy bien y ocupan poco espacio, pero están diseñadas para cuando el niño ya camina y se puede bajar y subir fácilmente él solo. Por sus caracterísiticas es muy goloso el acordarse de ellas en el primer verano del bebé, caben genial en el maletero y se llevan muy bien a la playa. Pero hay que pensar más en la comodidad del bebé que en la nuestra. Ayer vi un bebé de unos 2 meses de edad paseando sentado en una silla de éstas e iba francamente mal. Es cierto que pueden usarse las completamente reclinables, de manera que el niño vaya tumbado y a partir de los 5 meses sentarlo. Las que no se reclinan no deben usarse hasta los 8-9 meses.

miércoles, junio 26, 2013

Parada

Estos días siento que he acabado otra vez la residencia de Pediatría, pero esta vez ha sido un año de especialidad más largo, que se ha extendido durante 3 años en la misma consulta de Primaria, mucha suerte para ser una recién llegada, pero también te hace darte cuenta del sistema tan injusto que tenemos en España que hace que sanitarios y muchos otros profesionales de los que depende la educación del país como son los profesores, andemos años de un lado para el otro dando vueltas hasta conseguir una plaza fija. 

Me planteo el futuro como una gran incógnita, igual que cuando acabé hace 3 años, sin saber donde acabaría y con quién me encontraría, creo que al menos soy algo más madura y con más experiencia para lidiar con ciertas cosas, pero como habréis podido intuir en entradas anteriores, estoy algo "frustrada" por no poder elegir mi camino y tener que seguir al rebaño como las demás ovejitas. 

De momento sólo veo unas semanas sabáticas para coger impulso y empezar con más fuerza. Estaré desconectada y probablemente no escribiré, aunque no por falta de ganas, porque tengo muchas cosas que contar y estas páginas me sirven de desahogo. Quién sabe, alomejor cuando vuelva a escribir tenga algo bueno que contar, nunca hay que tirar la toalla. Y como he podido comprobar en varias ocasiones, "cuando se cierra una puerta, se abre una ventana"