Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Para ser médico

Imagen
Con el permiso de Mónica Lalanda (Médico a cuadros) médico y dibujante a la vez, reproduzco su gran ilustración y la leyenda que lo acompaña, que en estos momentos me reconforta bastante.

TENER UN EXPEDIENTE FANTÁSTICO NO SIGNIFICA QUE SEAS BUEN CANDIDATO PARA SER MÉDICO, HACE FALTA ALGO MAS IMPORTANTE


Dudas y mitos sobre los recién nacidos

Imagen
Cuando estás apunto de ser madre, apurando las últimas semanas del embarazo, son muchas las dudas que te asaltan sobre todo en los momentos más inoportunos, por ejemplo, a las 3 de la madrugada... ¿sabré hacerlo bien? ¿tengo toda la información? ¿lo criaré fuerte y sano? ¿tengo todo lo imprescindible?

He pensado basarme en mi doble experiencia como madre-pediatra para intentar ayudar a las futuras madres primerizas.

Lo primero, todo el mundo sabe hacerlo ¿por qué voy a ser yo menos? Es la respuesta que me dio una amiga, y es verdad, al final te das cuenta que es algo innato que todos llevamos dentro, y que si dejas aflorar el sentido común (ojo, ¡muy importante!) todo va a salir bien. Allá vamos.

- Los bebés son más frioleros que los adultos. Falso. Lo que ocurre es que los recién nacidos tienen en relación peso-talla más superficie corporal que los adultos, por lo que pierden más calor, pero esto no significa que haya que abrigar más al niño, es más, en verano también tienen más cal…

Lo mismo de siempre

Imagen
¿Cómo creeis que debería un médico poder optar a un buen trabajo en la Sanidad pública o privada? Algunos me podréis decir...
1. Debería haberse formado en una buena universidad y después seguir mostrando interés en realizar cursos, másteres o posgrados varios que aunque no son "obligados" para entrar en Sanidad, si que son necesarios para estar siempre informado y con las últimas novedades. Sacar a menudo un ratito para estudiar.
2. Debería mostrar seguridad ante las decisiones contínuas a la que te somete la práctica clínica.
3. Debería saber tener empatía con sus pacientes y preocuparse por ellos y por su entorno más alla de los datos analíticos y radiológicos.
4. Debería saber tener "sangre fría" y la cabeza en su sitio cuando por aquella mala pata en la guardia o en la consulta te llega el marrón de turno, y saber actuar con precisión en momento críticos.
5. Debería ser sociable y lograr mantener un buen trato con sus compañeros sean del estamento que sean…