Dudas y mitos sobre los recién nacidos


Cuando estás apunto de ser madre, apurando las últimas semanas del embarazo, son muchas las dudas que te asaltan sobre todo en los momentos más inoportunos, por ejemplo, a las 3 de la madrugada... ¿sabré hacerlo bien? ¿tengo toda la información? ¿lo criaré fuerte y sano? ¿tengo todo lo imprescindible?

He pensado basarme en mi doble experiencia como madre-pediatra para intentar ayudar a las futuras madres primerizas.

Lo primero, todo el mundo sabe hacerlo ¿por qué voy a ser yo menos? Es la respuesta que me dio una amiga, y es verdad, al final te das cuenta que es algo innato que todos llevamos dentro, y que si dejas aflorar el sentido común (ojo, ¡muy importante!) todo va a salir bien. Allá vamos.

- Los bebés son más frioleros que los adultos. Falso. Lo que ocurre es que los recién nacidos tienen en relación peso-talla más superficie corporal que los adultos, por lo que pierden más calor, pero esto no significa que haya que abrigar más al niño, es más, en verano también tienen más calor, por lo que sudan más, asi que digamos que lo ideal es vestirlos con la misma cantidad de ropa que te vistes tú, ni más ni menos. En parejas en las que hay un caluroso y un friolero, llegar al término medio de los dos.

Las manos y los pies los van a tener siempre frios, por muchos calcetines que les pongan las abuelas, es por su sistema circulatorio, asi que sin agobios.

- ¿Si el bebé duerme del tirón toda la noche hay que despertarlo para comer? Lo primero enhorabuena porque tienes un niño dormilón (que alegría) y lo segundo si, durante las primeras semanas de vida, dependiendo del peso del niño hasta las 4-6 semanas de vida, hay que despertarlo al principio cada 3-4 horas dependiendo del peso al nacer (si fue bajo peso incluso cada 2:30 horas) y despúes se puede ir alargando cada vez más. Pero apartir de entonces por favor no le despertéis y disfrutarlo.

- ¿Hay que bañarlo todos los días? Por higiene no es necesario ya que un recién nacido sólo se mancha el culito, y si regurgita la cara y el cuello y se puede limpiar con una toallita. Pero si es bueno hacer baño diario por el hecho de establecer en el niño una rutina que luego él agradece mucho, porque se siente mas seguro al saber como van a ir las cosas. Baño - masajito - toma - cuna y a dormir. Además suele ser un momento muy agradable y placentero para él y para los papás. Recordar siempre hidratar su piel después con algún aceite o crema especial para bebés.

En general es muy recomendable crear rutinas en relación a las tomas, el momento del paseo, del baño.. Notaréis que el día que ha sido muy diferente a los demás por un viaje o muchas visitas el niño está más excitado o duerme peor, y es porque a los bebés les gustan las rutinas y la calma.

- Ya que estamos con el aseo, las uñas se empiezan a cortar a las 2-3 semanas de vida y hay que hacerlo con frecuencia, porque crecen una barbaridad. Los oidos no hay que limpiarlos mas que externarmente, asi que fuera los bastoncillos. El pañal conviene cambiarlo muy a menudo para evitar irritaciones y es mejor usar una esponja y jabón y dejar las toallitas para cuando salimos de casa. No es necesario ponerle crema en cada cambio del pañal.

- Por cierto que el ritmo intestinal de los bebés es muy variable y pueden ser desde  deposiciones con cada toma hasta o una cada dos o tres días. El color de las cacas irá cambiando desde casi negro los primeros días, hasta amarillo - mostaza, cosa que cambiará cuando empecéis con la alimentación complementaria. 

- Estornuda mucho y parece que se le escuchan mocos, ¿estará resfriado? Todos los recién nacidos se pasan las primeras semanas intentando limpiar sus vías respiratorias de secreciones y se les escucha como ronquidos de la nariz y estornudan de vez en cuando, es normal.

- El hipo también es muy frecuente y sobre todo cuando hacen las tomas rápido y con avidez, cogiendo gases.

- ¿Tendré leche suficiente? ¿mi leche será buena para el bebé? La GRAN pregunta. Algunas abuelas dicen erróneamente que hay leches amargas, aguadas, insuficientes... Que si la mamá está débil o enferma la leche no es buena. Es tan falso esto que se demuestra fácilmente, hasta las pobres madres desnutridas de países del tercer mundo tienen una leche suficiente y buena para amamantar a sus hijos. Cuando una madre por cualquier problema como por ejemplo una gastroenteritis se deshidrata, su cuerpo llega incluso hasta dejar de producir orina, pero nunca de producir leche. ¡Es la naturaleza! asi que no hay que preocuparse.

Respecto a la cantidad, la producción de leche es estímulo-dependiente, cuando más mame el bebé mas producirás y al contrario, y esto es tan rápido que lo puedes observar al día siguiente de que el niño haya comido más.

- No necesitan beber agua hasta a partir de los 6 meses, antes de eso con las tomas de leche tanto materna como artificial es suficiente.

Se me ocurren muchas otras posibles preguntas pero no quiero aburriros mas. Os animo a que me dejéis vuestras dudas y las contestaré en otro post.

Comentarios

Juan ha dicho que…
Interesante información. Si no lo has hecho, deberías imprimirla y darla por escrito a los padres de recién nacidos cuando vayan a su primer control en el centro de salud.

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Ser pediatra