Derivando me quedo a medias

Ahora que estoy al otro lado de la sanidad pública, y encima en otra Comunidad Autónoma completamente desconocida para mi, empiezo a ver las cosas desde otro punto de vista, al que además me tendré que ir acostumbrando poco a poco. Antes, en el mundo de la hospitalizada, era como Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como, es decir, tengo este paciente con estos síntomas, le tendré que pedir esto y esto otro. Ahora, si tengo que derivar a un niño a urgencias o a una consulta con alguna intención determinada, es otra persona quien toma esas decisiones por mi, y a veces me llevo la sopresa de que sigue un criterio totalmente distinto al mio, cosa que puede ser por mi inexperiencia laboral, por estar acostumbrada al hospital terciario "de última generación", o porque al final las cosas las aprendes de una determinada manera y a veces cuesta bajarse del burro. Oye, y también puede ser que a veces tenga un poquito de razón.

Me cuesta derivar a un niño a urgencias porque he sufrido mucho en ese lado, y no quiero cargar mas el sistema hospitalario, pero a veces es obligatorio, como por ejemplo, si te enfrentas a un menor de 3 meses con fiebre. 

Me gustaría aprender de los demás, así que querría saber vuestra opinión este caso:

Niño de 5 años, caida desde un tobogán con impacto directo sobre la nariz, seguido de epixtasis que cede bien. A la mañana siguiente se despierta con la nariz muy hinchada y su madre le acerca a la consulta. A la exploración tiene un edema importante en el lado derecho del tabique nasal, con hematoma que se extiende  por debajo del ojo derecho, con ligera desviación del tabique hacia la izquierda, y clara crepitación al palpar el lado derecho del tabique. Derivo a urgencias.
Allí es visto por el pediatra de guardia que tras observar los mismo signos que yo, le realiza una radiografía de huesos propios en la que no se observa imagen radiográfica de fractura. Se da de alta con ibuprofeno pautado durante 48 horas.

¿Cúal es vuestra impresión? He intentado informarme un poco pero la literatura no me ha ayudado mucho.

Comentarios

Teresa ha dicho que…
Te escribo desde la urgencia de un hospital pequeño. Yo creo que las radiografías de huesos propios tienen poco valor en traumatismos nasales (y menos aún en niños pequeños). Lo que más preocupa es que tenga un hematoma en el tabique y creo que con la exploración que comentas yo también lo habría derivado para que lo viera un ORL.
Ánimo que seguro que lo haces fenomenal!
Gonzalo ha dicho que…
Yo también te escribo desde la urgencia de un hospital pequeño.
También creo que en niños la radiografía de huesos propios es de poca utilidad.
Cuando yo la he pedido siempre me han hecho una proyección lateral, así que me ha llamado la atención la proyección que muestras.
Ante el niño que viste no me queda ninguna duda: tu sospecha es de fractura y posible hematoma, así que hay que derivarlo. Sería mejor, creo yo, que lo hubiera valorado un ORL. Yo creo que puede tener un hematoma que tal vez hay que drenar.
Creo que no hay que tener miedo a mandar niños a la urgencia siempre que lo consideres necesario sin pensar qué pueden opinar de tu derivación.
Yo he tenido la suerte de estar en los dos lados - como tú - y creo que hay cierta tendencia a criticar "al del otro lado". Muchas veces sin razón.
Uf, perdona el rollo.
chio ha dicho que…
sabes que, que ya me he llevado el primer chasco por no derivar a urgencias, y despues la primera "recompensa" (es decir diagnostico acertado) así que me he dado cuenta de que no hay que pensarlselo y que si tienes dudas o sospechas mejor derivar. Es que creo que por haber trabajado en ese lado como dices tu, estás algo sugestionado, y te resistes un poco a mandarlos, verdad?
Anónimo ha dicho que…
molto intiresno, grazie

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis