Parada

Estos días siento que he acabado otra vez la residencia de Pediatría, pero esta vez ha sido un año de especialidad más largo, que se ha extendido durante 3 años en la misma consulta de Primaria, mucha suerte para ser una recién llegada, pero también te hace darte cuenta del sistema tan injusto que tenemos en España que hace que sanitarios y muchos otros profesionales de los que depende la educación del país como son los profesores, andemos años de un lado para el otro dando vueltas hasta conseguir una plaza fija. 

Me planteo el futuro como una gran incógnita, igual que cuando acabé hace 3 años, sin saber donde acabaría y con quién me encontraría, creo que al menos soy algo más madura y con más experiencia para lidiar con ciertas cosas, pero como habréis podido intuir en entradas anteriores, estoy algo "frustrada" por no poder elegir mi camino y tener que seguir al rebaño como las demás ovejitas. 

De momento sólo veo unas semanas sabáticas para coger impulso y empezar con más fuerza. Estaré desconectada y probablemente no escribiré, aunque no por falta de ganas, porque tengo muchas cosas que contar y estas páginas me sirven de desahogo. Quién sabe, alomejor cuando vuelva a escribir tenga algo bueno que contar, nunca hay que tirar la toalla. Y como he podido comprobar en varias ocasiones, "cuando se cierra una puerta, se abre una ventana"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis