En defensa del buen médico

Son muchas las cosas de las que me gustaría escribir, pero como ya sabrán los que se dedican a la sanidad, poco tiempo libre y descansado tenemos en esta época de catarros, diarreas y bronquiolitis. Noviembre y Diciembre son los meses perfectos para sacar de las casillas a cualquier médico o enfermera, ya que el caldo de cultivo de virus está en su máximo esplendor. Hay una cosa que me ronda en la cabeza desde hace varios días y hoy al pisar el centro de salud y escuchar en boca de un paciente la frase "estos médicos... es que me tienen harto"" he pensado que hoy era el día ideal para plasmarlo.

Tras el jaleo de los controladores aéreos mucho leí en prensa y blogs para intentar ser algo objetiva ya que mi posición parece clara aunque claro, subjetiva. Muchos fueron los médicos que tanto en internet o en televisión compararon esta desbaratada idea de la hulega masiva con la que podríamos liar si nosotros siguiéramos sus pasos, y todos coincidían en que nuestra moral y el juramento hipocrático que hicimos al final la carrera, nos impedirían llegar a tales extremos. Con gran decepción leí múltiples comentarios al respecto, del tipo "es que los médicos os creeís dioses" y se nos tachaba de "creernos seres superiores". Ahora que los controladores parecen ser una de las profesiones "más odiadas" quiero salir en nuestra defensa también, ya que veo que al médico se le critica cada vez más, y la profesión médica se va desvalorizando hasta el punto de ser exclavos del usuario sólo porque paga sus impuestos (y yo también!).

Son cada vez más las exigencias las que se nos reclama, y la empatía brilla por su ausencia. No sólo la atención tiene que ser temprana, sino también certera, precisa y todo con una sonrisa en la boca. No se admiten demoras de más de 15 minutos, ni imprecisiones en el diagnóstico. No se entiende que las enfermedades evolucionan y que no se pueden prevenir. Los medicamentos no los recetamos por algún motivo en concreto.

Muchos son los rapapolvos de pacientes que me tragué en urgencias, todos por motivos de espera, nunca por una mala atención. Uno de los más desagradables fue porque no les quería dar gratis un bote entero y nuevo de dalsy, en el que se me llamo "inhumana y sin compasión". Aquí ya llevo unos cuantos, y más y peores me quedarán seguro. Cada "bronca" siempre me deja trastocada.

Lo que me gustaría hacer saber es que detrás de cada bata hay una persona que se esfuerza al máximo en su trabajo, y que está haciendo todo lo posible para atender a todos los pacientes en el mínimo tiempo posible y con una buena atención. Cuando decimos que ahora el paciente esté bien, no significa que mañana no pueda estar peor. La forma de trabajar de una urgencia es muy diferente a la de la consulta de primaria, y no se pueden llevar informes a la consulta para echártelo a la cara como si tu no supieras nada y los otros si.

Ojalá tuviera la soberbia y la sensación de superioridad que dicen los pacientes que tenemos los médicos, porque así no oiría cada grito ni a la gente maleducada y cada amenaza me resbalaría tranquilamente.

Comentarios

Indio ha dicho que…
Deberíamos preguntarles en qué trabajan cada vez que se pongan con esa actitud, para después ir a su trabajo y ponernos en el mismo plan.

La gente tiene la correa muy corta...

Podrían poner un cartel en la puerta de urgencias:

"PACIENTE" (Usted) = adj. Que tiene paciencia.
"PACIENCIA" = espérese sentadito y sin faltar, hostiaya, que no es mi culpa que vengas a urgencias con un catarro!!!!
Anónimo ha dicho que…
pues llevas toda la razon, comprendo que cada dia hay mas demanda sanitaria, mas esperas, mas colas, y eso agobia, y aburre a cualquiera, pero detras de eso, hay gente que lleva media vida estudiando, formandose, haciendo practicas, pasando situaciones violentas y desagradables al principio de la residencia, y fuera de la misma tambien, y a pesar de eso, siguen dia a d ias esforzandose, y trabajando como el que mas, siendo amenazados, agobiados, insultados en muchas situaciones...
es realmente increible que siga habiendo personas que por esperar 15 minutos o porque un dia el ordenador no funcione, salgan de la consulta acordandose de toda nuestra familia... realmente da que pensar...
Juan ha dicho que…
En la peluquería o en el banco se espera lo que haga falta.

Por otra parte, la gente en general critica lo que tú dices: que los médicos "nos creemos superiores o dioses".
Lo critican y, sin embargo, esperan de nosotros que seamos precisamente eso: dioses capaces de hacer desaparecer ipso facto cualquier síntoma.
Anónimo ha dicho que…
Bueno, si me lo permiten... Soy una odiosa paciente.
Dado que estais generalizando sobre los pacientes, ¿puedo generalizar yo sobre los médicos?
Creo que hay de todo como en botica, creo que, en general, en España tenemos muy buenos profesionales saturados por los recursos tan ajustados y la carga de trabajo.
Alucino con que tengais guardias de 12 ó 24 horas, espero que si un día entro en urgencias no me atienda ninguno que lleve tantas horas, porque... bueno, mejor no pensarlo.
Hay médicos, afortunadamente cada vez menos, que SÍ se creen dioses, y hay pacientes que, efectivamente, creen que tienen derecho a ser unos déspotas maleducados.
Creo que la guerra no debe ser médico-paciente, sino intentar ambos conseguir una mejor sanidad para todos.
Una paciente llamada Marta.
mireia ha dicho que…
Igual que Marta, soy una paciente, y agradecida! cuando he tenido a mi hija malita, he de decir que me encontrado con médic@s e infermer@s de una calidad humana increíble y os lo digo como madre de una "mini paciente", y de verdad que se agradece muchísimo,porque si no tienes conocimiento de medicina,se sufre y asusta mucho (aunque sea una Pneumonia o salmonela), y te sientes muy vulnerable, porque la salud es lo más importante!Así que gracias por hacer vuestro trabajo lo mejor que podeis!
y no se puede generalizar, hay pacientes agradecidos y médicos muy poco "humanos", ánimo!!!
Lola Escabias ha dicho que…
Yo no soy médico, pero sí lo es mi hermana, que es R3 de Pediatría, y por ella sé de todas esas cosas que cuenta de las urgencias, y de los pacientes y padres impacientes...yo soy profesora, otra servidora pública. A nosotros nos llevan tratando fatal desde hace años, ya no se nos respeta casi en ningún foro. Al menos, el famoso "corporativismo médico" igual les sirva para que no les ocurra como nos ocurre a nosotros. Yo he de decir que siempre he encontrado a gente maravillosa tras las batas blancas, y que evidentemente no tenéis la culpa de qu elso medios no sean todos los que debieran ser.

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis