Con cara de mayor


Decía una residente mayor hace un año que cuando los resis pequeños pasábamos por la rotación de Neonatología, se nos ponía cara de mayor. Yo pensé que era una tontería, y que no iba a cambiar por una rotación aunque sea bastante diferente del resto de especialidades. He visto compañeros mios salir de allí muy agobiados y con cara de póker, incluso algunos lo han pasado mal. Como mi carácter es bastante pasota, pensé que a mi nada de esto me podía influir.

Hace dos días una coerre a la que quiero un montón me dijo que me notaba muy cambiada respecto a la residencia, que estaba como más responsable y seria, con otra cara. Yo dije con una sonrisa: que va! para nada, si estoy muy bien! Pero la verdad es que luego pensando bien si es verdad que he cambiado mucho respecto a las maneras de ver las cosas y de hacerlas. Alomejor simplemente es que era demasiado optimista y confiada y necesitaba una llamada de atención para estar más alerta y más precavida.

Aqui me estoy dando cuenta de la verdadera medicina. Por la rotación de R1 pasas por situaciones poco estresantes, patologías muy banales, te hartas de ver niños colapsando la urgencia que nunca tiene nada. Ahora ves niños realmente graves (y eso que hasta r3 no pasamos por cuidados intensivos...) y situaciones en las que tienes que estar con los ojos bien abiertos. He visto niños que nacen en parada cardiorespiratoria y a los que tienes tu que remontar mientras vienen los de UCI, chiquitines ponerse críticos en 2 horas, coerres informando a unos recién estrenados padres que su hijo tiene Sindrome de Down... Y por no hablar de los prematuros de 23-24 semanas que se sacan para adelante con todas sus consecuencias...

La verdad es que me gusta la especialidad, pero lo que sé que no me va a gustar nada es cuidados intensivos neonatales, porque a mi parecer la linea ética alli es muy difícil de llevar, reanimamos a un niño que pesa 500 gramos? la mayoria de las veces la respuesta es si.

Comentarios

Oidun ha dicho que…
Pfff no me extraña... Yo he estado en pocos partos, pero recuerdo que al principio cuando alguno salía que no se movía porque tardaba en espabilar te quedabas con el corazón en un puño...

Tiene que ser muy duro que no despabilen... o que los padres se lleven alguna desagradable sorpresa que no esperaban... muy duro.
Sofía ha dicho que…
¡¡Ánimo Chio!! La verdad es que haces una especialidad de muchos contrastes... desde revisiones de niños sanos en el CAP hasta PCR en paritorios, pero tiene que ser preciosa. Supongo que neonatos tiene que tener momentos realmente duros (en la carrera no roté ahí, así que los renacuajos yo los he visto muy de lejos), pero también tiene que ser muy gratificante sacar "p'alante" a muchos pequeñajos por los que hace unos años nadie podría dar un duro (no me quiero meter en RN de los que caben en la palma de la mano... que eso es otro cantar).

Arriba esa pediatra que se nos está haciendo mayor... y GRANDE.

Besotes gordos desde debajo de una montaña de manuales y tests...
Gonzalo ha dicho que…
Reanimar o no a un niño de 500 gramos depende de muchos factores.
Me ha preocupado siempre el factor ético de la medicina, y siempre procuro actuar éticamente. Aunque bien es cierto que existen límites en los que es muy difícil tomar una decisión.
En estos casos es muy importante la decisión de los padres. Pero es cierto que ésta está muy codicionada por nuestra información.
Ante la duda siempre parece más razonable elegir por la vida. Yo personalmente no reanimaría a un prematuro de 23 semanas o menor si los padres están de acuerdo (salvo que al nacer pareciera mayor) y siempre intentaría reanimar a un recién nacido mayor de 26 semanas.
Entre esos límites hablaría con los padres. Muy probablemente iniciaría reanimación, y también tengo claro que no emplearía medidas extraordinarias como la adrenalina o el masaje cardiaco si la evolución en la reanimación no es satisfactoria.
Un saludo, y me alegro de que hayas escrito un poco más.
Andreea ha dicho que…
A ver como sales de la oncología (me parecío más dura que la neonato).
Saludos!

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis