Miedo a cambiar


A menudo en la vida, todo el mundo trata de huir desesperada y rápidamente de la rutina. Es frecuente oir que una relación se rompió por que "entró en la rutina" o que "la vida me va a mal por que siempre hago lo mismo".... Nos quejamos de que queremos cambiar, tener emociones nuevas, experimentar, descubrir... pero luego, cuando esto ocurre, cuando aparece algo nuevo en tu vida, derrepente y sin explicación, nos ponemos a temblar de miedo.

Y lo nuevo no tiene por que ser algo malo. Puede ser algo increíble, como empezar la residencia, o conocer a alguien especial. Puede que sea la meta que hemos estado buscando tanto tiempo y ahora la tenemos en frente de nuestros ojos. Pero, si tanto lo deseábamos, ¿por que nos produce tanto miedo?

En el fondo somos animales de costumbres. Vivimos la vida con las mismas acciones cada día. Nos obligamos a ser felices con lo que tenemos, aunque deseemos con todas nuestras fuerzas otra cosa. Y cuando llega el momento de cambiar, de descubrir, nos entra un pánico tremendo. Empezamos a pensar... ¿era de verdad esto lo que quería? ¿estoy preparado para tanto cambio? ¿Y si las cosas no salen bien? Y entonces... ¡lo estropeamos todo! lo que era nuestro sueño ahora se convierte en una preocupación y nos pasamos todo el día sopesando las posibilades y decidiendo si escogemos ese camino o no....

¿alguien me lo puede explicar?
¿acaso no estamos preparados para ser felices de verdad?

Comentarios

El-Yoni ha dicho que…
Somos, en general, inconformes: si estás solo, anhelas estar con alguien; si eres flaco, quisieras tener 3 ó 4 kilos más; si eres rubio, envidias el tinte moreno del que está a tu lado; si estamos en invierno, necesitas el calor veraniego; si tienes un trabajo en el que viajas mucho, más tarde o más temprano querrás uno en un sitio fijo...
No se, también me he hecho esas mismas preguntas y durante mucho tiempo pensé que yo tenía una personalidad "border-line" jeje...
Al final terminamos aceptando que tenemos que intentar sacarle lo mejor a lo que tenemos a mano. Eso es sinónimo de lo que tú dijiste: "nos obligamos a ser felices con lo que tenemos".
Anónimo ha dicho que…
hola
anonimo.
ese miedo q tu mencionas es la clave de nuestra alegria o tristeza, es él, el termometro q mide nuestra intensidad a querer aquello q soñamos. En nosotros está vencerlo y ganar y es en ese momento q nos damos cuenta q ya ese miedo no existe y q simplemente comenzaremos a soñar con otras cosas, porque está q te aterraba ya la dominaste y ya no te asusta.
Suerte: la pediatria no es fácil pero es un mundo maravilloso, una vez q lo descubras no quedras salir nunca más.
sinia ha dicho que…
Hola! Ya sé que este comentario quizás no debería ponerlo aquí, pero es que no sé como contactar contigo!
Soy una chica que acabo de hacer el MIR, y con la plantilla provisional que ofrecen algunas academias, tengo un puesto aproximado que me permitiría hacer pediatría en canarias (según datos de la elección del año pasado). Ya que eres pediatra, y no conozco a nadie de canarias, te agradecería cualquier información acerca de como está alli la residencia, del sueldo que cobran y cuantas guardias se hacen.
Si tienes esta información, agradecería que me lo explicaras.
Mi correo es: koko_udl@hotmail.com

Muchas gracias
Anónimo ha dicho que…
Hola Chio! Hace tpo que leo tu blogg y me gusta mucho.Yo tambien me dedico al mundo de la pediatria :) Soy r3 en andalucia. Dentro de poco ire a madrid para uno de mis rotatorios externos. No conozco a nadie alli..Me gustaria preguntarte algunas cosillas sobre como funcionan las cosas alli si no te importa. Mucho animo en este mundo nuestro de los niños!! 1 bso
Martita ha dicho que…
El 22 de marzo cumplo 36 años de médica, o sea 42 años que pisé x primera vez la facultad. Hice la residencia de pediatría y soy desde hace mucho años docente en mi facultad. He pasado por muchas cosas felices y buenas pero por otras francamente dolorosas y duras.
Pero se puede, tengo dos hijas profesionales y muy estudiosas y todavía como dice la canción de la cigarra, cantamos.
Martita ha dicho que…
El 22 de marzo cumplo 36 años de médica, o sea 42 años que pisé x primera vez la facultad. Hice la residencia de pediatría y soy desde hace mucho años docente en mi facultad. He pasado por muchas cosas felices y buenas pero por otras francamente dolorosas y duras.
Pero se puede, tengo dos hijas profesionales y muy estudiosas y todavía como dice la canción de la cigarra, cantamos.
chio ha dicho que…
hola chic@s!!

me podeis preguntar lo q querais sobre residencia, pediatria, madrid y demás!
os respondere encantada a todas las preguntas.

sinia no conozco nada de la resi de canarias, pero igualmente te cuento lo que quieras sobre la residencia en general

besos!!!
Anónimo ha dicho que…
Hola Cio! Yo También acabo de hacer el Mir este año y me gustaría que me comentases todo lo que puedas de tu especialidad: cómo es en tu hospital, si conoces algún otro hospital (sobre todo de Andalucía), las rotaciones que haces, bueno, todo en general. Mi correo es clara_rui@hotmail.com. Muchas gracias y felicidades por el blog!
Anónimo ha dicho que…
Hola Chío!
Lo primero,felicitarte x tu blog.Me siento completamente identificada con lo q escribiste sobre el "miedo a cambiar".Acabo de hacer el MIR y me planteo hacer pediatría.Yo soy de Madrid,pero siempre he querido irme a hacer la especialidad fuera,a poder ser al norte.Creo q tengo una oportunidad estupenda x delante,xo lo q antes era una ilusión tremenda se está convirtiendo en miedo e inseguridades.Temo q la vida q encuentre allí no sea la q me imagino,q me vea sola,no encontrar mi sitio...No sé...Leerte me tranquiliza mucho.Si pudieras aconsejarme algo,lo q sea,o simplemente escribirme unas palabritas de aliento te lo agradecería un montón.No te conozco de nada,pero tu forma de expresarte me transmite muchísimo.Mi dirección es: lucimdf@hotmail.com.
Mil gracias!

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis