Hoy por fin...

Hoy por fin he despertado. Me he dado cuenta de que llevo semanas desoyendo mis propios consejos, yendo en contra de mis principios y destruyendo el caracter que tanto me había costado forjar. No estaba siendo yo. Me he dado cuenta de que añorar el pasado no permite vivir en el presente ni pensar en el futuro. Las cosas siempre pasan por algo, tiene que haber una razón. Hoy me he prometido que voy a intentar a toda costa volver a ser feliz. Espero que estos buenos pensamientos y estos propósitos lleguen a buen puerto y que me dure mucho tiempo.

Supongo que tengo tan abandonado el blog porque no me he sentido muy animada, pero esto no se merece estar asi!

En cuanto a lo realmente importante aqui, la pediatría, ahora estoy en un mundo totalmente diferente, la Neonatolgía. He conseguido escabullirme del terrible infierno que es la urgencia en invierno, y ahora estoy todo el dia de partos y cesáreas, viendo a niños recién nacidos sanos y no tan sanos. Es una patología bastante diferente, al igual que la manera de actuar, las dosis, los sueros, aprender como van las tomas... Además tienes mucha más sensación de gravedad y de responsabilidad. Cuando un neonato se pone malo, está muy malo. Y enferman en cuestión de horas. Tienen muchas más complicaciones. Se me ha quitado la sensación de la urgencia, de que la mayoria de los niños nunca tienen nada, aqui tienes que tener mucho más ojo. Lo importante es no agobiarse y tomarse las cosas con calma. La verdad es que se curra un montón aunque para mi las guardias son mejores, no tienes que estar luchando continuamente!!

Comentarios

seisdoble ha dicho que…
Bien bien, está bien eso de que vuuelvas... alguno nuevo estaba en ascuas :-P

Feliz regreso a las andadas... y a la vida feliz.
Sofía ha dicho que…
Biennn... ¡¡has vuelto!! jeje... besotes gordos!!
Roi Piñeiro ha dicho que…
Pues me alegro de que vuelvas por aquí. Por cierto, has clavado la sensación de un residente en la Neo. Besos y ánimos!!
Gonzalo ha dicho que…
Me alegro de que vuelvas, y de que hayas puesto un poco de orden en tus ideas.
Las guardias acaban con nuestras vidas, pero hay que saber tomárselas con filosofía para que no destruyan lo más importante.
Un saludo
Gonzalo ha dicho que…
Me alegro de que vuelvas, y de que hayas puesto un poco de orden en tus ideas.
Las guardias acaban con nuestras vidas, pero hay que saber tomárselas con filosofía para que no destruyan lo más importante.
Un saludo

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis