Volviendo a la realidad

La verdad, que abandonadito tenía el blog. Culpa mía. La verdad es que las guardias absorben demasiado pero no tengo excusa, lo reconozco.

Os cuento, mañana vuelvo al trabajo despúes de 3 semanas de vacaciones, con mi vida personal bastante revuelta y con guardia y cuatriplete además. Así que no estoy en un buen momento, la verdad. Aunque las vacaciones sirven para desentenderte del todo del trabajo, lo que viene despúes es peor, todas las guardias juntas y ya desde el primer día.

La incorporación a r2 ha sido bastante repentina, Derrepente hemos notado un subidón en el número de guardias, ya no hacemos sólo puertas, y con más responsabilidad. También en la rotación se nota diferencia, ves patología más complicada y se espera más de tí. Pero es lo que toca, ¿no?

Lo único que me consuela es el bajón en el número de pacientes en las guardias, suelen venir cosas interesantes y además patologías que realmente son urgentes, lo cual por lo menos alegra y no desespera como en invierno que lo último que ves a algo realmente urgente.

Espero escribir más a menudo, de verdad. Y volver con más fuerza y alegría.

Comentarios

Dani ha dicho que…
Cuanto tiempo que no te escribia yo a ti tampoco... parece que hace cuatro días cuando nos conocimos en Madrid eligiendo...jaja... Y si que notamos ya el paso a R2... sobre todo porque ahora ya tenemos compañeros pequeños a los que tenemos que tutelar, y eso también supone otra responsabilidad añadida... tanto en la puerta como en las rotaciones de las plantas...
Nosotros por suerte también hemos podido empezar a hacer guardias tuteladas de planta... que ya mismo estaremos solos campando por el hospita... y no encerrados en la puerta de Urgencias...jeje.
Mucho ánimo, y a ver si coincidimos por el messenger y charlamos un ratillo...
Un beso
Sofi ha dicho que…
Chioooo... has vueltoooo!!! Besotes gordos!!
Gonzalo ha dicho que…
Mucho ánimo. Yo también he pasado por eso. Los días se miden por la distancia que tienen a la siguiente guardia, y luego otra, y otra, sin descanso.
La única forma, creo yo, de llevarlas medianamente bien es tener siempre la ilusión de aprender mucho en cada guardia, cada niño puede enseñarnos algo.
Y otra cosa: descansar al día siguiente. Irse pronto del hospital (que no sé por qué nos enredamos luego como las persianas) y dormir en casa, al menos 6 horitas...
Que recuperes tu ánimo. Saludos
Ana ha dicho que…
Venga ...sigue escribiendo en el blog.
No se si has visitado el mio ,te invito a que pases porél
http://wwwgalberlbloggercom-ana.blogspot.com/
SeisDoble ha dicho que…
Ala como mola! yo preparando una sesión para los médicos de primaria y buscando alguna cosilla he ido a dar contigo! Me ha encantado tu resumen de "lo que hace falta" para ser pediatra. Animo que lo malo de la resi se pasa pronto! Te lo dice un R6... o soy R7 ya? ;-)

Entradas populares de este blog

Cebolla para la tos

Sillitas de paseo para bebés

Mi opinión sobre Bexsero®, la famosa vacuna de la meningitis